Tendencias en ciberseguridad en los próximos años

por Jose
tendencias en ciberseguridad

La ciberseguridad gana cada vez más presencia en cualquier sector empresarial, dadas las transformaciones constantes que está aportando la digitalización. Con este crecimiento exponencial, el proteger nuestros datos se convierte en una prioridad. Por ello, hoy te traemos un breve reportaje con algunas de las tendencias en ciberseguridad para los próximos años. Un artículo basado en los recientes estudios emitidos por las instituciones más prestigiosas y fiables del sector

Empezamos un año consecutivo a una de las temporadas de récord histórico en ciberataques. Y, lo cierto es que todo apunta a que 2022 también contará con este mal uso de la estrategia del hackeo y la ingeniería informática, si no hacemos nada para prevenirnos. 

¿Cómo está el panorama actual?

Los especialistas son claros en sus estudios: 40.000 ciberataques diarios, un 125% más respecto a 2020. Está en nuestras manos romper la estadística y apostar por la ciberseguridad empresarial.

Según parece, ciertos sectores son conscientes de esta premisa. Tal y como apuntan los expertos, el 70% de las empresas españolas prevé incrementar su presupuesto en ciberseguridad, según el reciente estudio de PWC sobre transformación digital de este año.

Por ello, ¡vamos a hacer un repaso de estas prometedoras previsiones! Hoy te daremos a conocer algunas de las tendencias que más pueden favorecer a los negocios.

¿Qué dicen las autoridades en ciberseguridad?

El portal oficial de Incibe ha subido un reciente reportaje analizando exhaustivamente las diversas aplicaciones de la ciberseguridad en los distintos sectores que se ven afectados a día de hoy: industria y medio ambiente, control gubernamental, administración pública, movilidad… No obstante, en este artículo de Naganoware hemos decidido centrarnos en tres de los sectores a los que hacen referencia: el sector económico, el santiario y las TIC.

Ciberseguridad y el sector económico español

Incibe ha apuntado la relevancia del Big Data Analytics, el cual permite:

la detección y prevención del fraude en tiempo real, reduciendo los costes de monitorización e investigación de incidentes y por tanto reduciendo las pérdidas derivadas de actividades fraudulentas

Paralelamente, dicho sector se beneficiará de una más óptima gestión de información de Eventos de Seguridad (SIEM), dando así respuesta a incidentes de seguridad a través de la obtención en tiempo real de eventos junto con su análisis histórico. 

Por último, el sector económico encontrará ventajoso el uso de mediante servicios Fintech. Un sistema basado en:

“el desarrollo de nuevas soluciones de protección de sistemas o aplicaciones de pago online, sistemas de m-commerce o comercio móvil, dispositivos de tecnología NFC, lectores de tarjetas para móviles, etc., basadas en la autenticación de usuario y soluciones de prevención de fraude”.

Ciberseguridad en el sector sanitario

El Instituto Nacional de Ciberseguridad ha querido hacer especial mención sobre la protección de dispositivos médicos conectados, teniendo en cuenta la brecha de riesgos que puede correr el sector sanitario en caso de colapso inducido. Se hace de este modo un especial foco hacia la confidencialidad, integridad y control en el cifrado.

Por otro lado, también se ha tenido en cuenta la necesidad de encriptar y potenciar la investigación médica y farmacéutica, así como del almacenamiento seguro de datos. Todo con el objetivo de:

“hacer coincidir las fuentes de información de múltiples centros médicos, que están cifrados con claves diferentes, sin descifrado de la información, salvaguardando la confidencialidad en la información de los pacientes”.

El sector de las tecnologías de la información (TIC)

En este último apartado se ha hecho especial inciso a:

  • Los servicios de seguridad en la nube que permiten a las organizaciones dimensionar los esfuerzos a su capacidad actual. 
  • El cifrado en tiempo real por preservar la seguridad de los datos en transacciones electrónicas, los cuales podrán permanecer en segundo plano ante el usuario para no entorpecer otras acciones.
  • El cifrado homomórfico. que permite que determinada información pueda ser compartida con terceras partes: “sin que los sistemas implicados puedan interpretar dicha información pero sí ofrecer un resultado no cifrado a esos cálculos y procesos”
  • El Hacking ético: una práctica que llevamos desarrollando y aplicando en Naganoware y de la cual puedes preguntarnos sin ningún compromiso.
  • Certificado de confianza digital: que consiste en comprobar y dar visibilidad el nivel de ciberseguridad que implementa un proveedor en un servicio determinado.

¿Te echamos una mano?

Esperamos que este artículo te haya resultado interesante y que te sirva para quizás aplicar alguna de estas tendencias a tu organización, ¿te ayudamos con ello? 

Permítenos que nos ocupemos de tu ciberseguridad y te asesoremos, adaptándonos a tus necesidades y peticiones para garantizar tu tranquilidad en este mundo digitalizado. 

POSTS RELACIONADOS

Escribe tu comentario